Muchas horas mirando maquinitas

Magnífica crónica del periodista argentino Axel Marazzi en la revista Anfibia sobre cómo los gigantes de las redes sociales han conseguido que pasemos cinco horas al día o más enganchados a sus plataformas, de manera natural, sin que nos sintamos agobiados ni culpables por ello. 



El escándalo del robo de datos de millones de usuarios que está sufriendo Facebook no es más que la punta del iceberg de la falta de conexión entre los dueños de las empresas y sus clientes, en un mercado en continuo cambio y de poca fidelidad. 

Y un poco de autocrítica, que nunca viene mal: los datos se robaron a través de una encuesta voluntaria. Pasamos horas y horas conectados a una maquinita que guarda automáticamente nuestros contactos, datos y contraseñas, y no se expiden carnets de conducir por estas autopistas.

http://www.revistaanfibia.com/cronica/cinco-horas-diarias-mirando-telefono/