Aliméntate como ayer

Mejor como anteayer que como ayer, y mejor ayer que como hoy.
Procura comer chocolate negro 70, vino tinto, verduras crucíferas, tomate, cebolla, ajo, cúrcuma (añadiéndole pimienta negra), pescado azul, naranja, té verde, limón, frutos rojos del bosque, en fin, come de lo que vale y pasa de lo que no sirve.