Alubias

Un día de no sé qué año estaba yo por la mañana temprano en el mercado de Gernika, probablemente uno de los puntos de comercio local más importante de toda la zona del cantábrico. Veo unas alubias de buena pinta, como pa contentar a mi gentuza, en un saco que guarda una aldeana, le pregunto el precio, a tanto, la hostia, muy caro señora, pues si no lo quieres busca quien te venda más barato. No se preocupe, ahora le digo.
Muy caras las alubias de Tolosa o de Gernika, sí, pero la gente que las probó me dijo aaaah, qué bien, por fin alubias de verdad. Yo qué sé, cada uno tiene sus preferencias.